Cómo elegir una sandía

Cómo elegir una sandía

Probablemente sea difícil encontrar a una persona en los espacios abiertos de nuestro país a quien no le gustaría una sandía. Jugoso, dulce, saludable, es un símbolo del placer veraniego. Además, la sandía es una fuente real de ácido fólico, fibra, vitamina C, hierro y mucho más. ¿Por qué, esta baya no es nada simple? ¿Cuántas veces ha sucedido que toda la familia se reúne alrededor de la mesa en previsión de una delicadeza tan esperada, y como resultado obtiene una decepción completa ...

La sandía no cumplió con las expectativas, nada dulce ni roja, ni roja, sino completamente insípida ... se desperdició el dinero, los niños se sintieron decepcionados y los adultos no pudieron disfrutar de su pequeña parte de la infancia. Por desgracia, el método popular para determinar la madurez de una cola seca no siempre funciona, y el golpe de una sandía casi siempre es completamente inútil, a menos que, por supuesto, se sepa qué tipo de sonido debería producir una fruta madura.

Pero eso no es todo. Recientemente, los médicos están haciendo sonar la alarma: los nitratos, que están rellenos de sandías, causan graves problemas de salud. Los nitratos son especialmente peligrosos para el frágil organismo de los niños, y las sandías lo quieren tanto ...

¿Qué hacer para minimizar el riesgo de envenenamiento y comprar una sandía realmente jugosa y dulce? Resulta que no es del todo difícil! Al observar algunas reglas, es casi seguro que puede protegerse contra la compra de productos de baja calidad.

Elija la hora y el lugar de compra de la sandía

No importa cómo me gustaría probar una sandía a principios del verano, todavía vale la pena abstenerse de comprar. La temporada real de la sandía comienza no antes de mediados de agosto, hasta ese momento, no solo se ofrece una baya en los estantes, sino un verdadero "cóctel de nitrato". El bollo rayado puede verse genial, tiene una jugosa suavidad roja con huesos maduros, pero le aseguramos que todo esto es un engaño. Para disfrutar de la sandía sin comprometer la salud, uno debe elegir cuidadosamente no solo el momento de la compra, sino también el lugar. No es ingenuo creer que la cáscara gruesa protege completamente la baya del polvo de la carretera, ya que los microorganismos alcanzan la pulpa con calma a través de las microfisuras. Por lo general, 4 horas son suficientes para que la fruta absorba una gran cantidad de metales pesados ​​y se vuelva insegura para la salud.

Por lo tanto, deje las sandías vendidas en las pistas y tiradas en el polvo de la calle a los vendedores, y vaya a comprar bandejas especiales equipadas para vender melones o supermercados. En los grandes mercados y en las tiendas, por regla general, el control se ejerce sobre los vendedores y sus productos.

Cada producto vendido debe tener un certificado de conformidad, y las sandías tampoco son una excepción. No sea perezoso o tímido para estar interesado en este documento, porque estamos hablando no solo de su salud, sino también de la salud de sus seres queridos. El certificado ayudará a garantizar el origen de los productos y la máxima charla sobre los indicadores que afectan la calidad de la sandía.

La propuesta de un vendedor de cortar un triángulo en una sandía debe rechazarse categóricamente para una muestra; por lo tanto, los microbios que se reproducen fructíferamente en una cuchilla durante mucho tiempo son fructíferos dentro de la fruta. Es mejor leer y recordar algunas reglas simples que ayudarán a no equivocarse con la elección.

Cómo elegir una sandía madura y dulce

  • ¡La primera regla es que absolutamente no compramos sandías con defectos, grietas y cortes! Incluso a pesar de los descuentos y garantías de los vendedores, no hay nada de qué preocuparse. La venta de sandías cortadas está prohibida por la ley. Al comprar frutas con un defecto, el riesgo de envenenamiento aumenta varias veces.
  • El tamaño importa: cuanto más grande es la sandía, mayor es la probabilidad de que esté madura. Pero tampoco se debe elegir demasiada sandía, lo más probable es que se haya alimentado artificialmente. Peso ideal - 7-10 kg.
  • Preste atención a la apariencia del feto y su peso. Si una gran sandía resulta ser fácil: este es nuestro cliente, deberías mirarlo con más cuidado. Y si la cáscara de la sandía tiene un color contrastante pronunciado, puede pensar seriamente en comprar. Durante mucho tiempo se ha observado que las sandías con una piel mate opaca generalmente pierden el sabor que sus homólogas brillantes.
  • Siguiente paso - cuidadosamente inspeccionar el vástago. Si falta, la sandía ni siquiera debería considerarse, lo más probable es que la cola se haya arrancado deliberadamente para ocultar la mala calidad de la fruta. El pedúnculo debe ser amarillento y moderadamente seco. La cola sobre secada dice que la sandía fue transportada y almacenada durante un tiempo prolongado, lo que apenas tuvo un efecto positivo en su sabor.
  • El punto amarillo en la cáscara de la sandía es el lugar que está en el suelo. En frutas jóvenes e inmaduras, la mancha suele ser blanca, y en frutas maduras es amarilla o naranja. Por lo tanto, detenemos nuestra elección en una sandía con una gran "mejilla" amarilla.
  • Ahora tomamos el "paciente" en nuestras manos, para determinar el grado de madurez del sonido. Lleve la fruta a la oreja y apriételo con las manos; debe tener la sensación de que la sandía está a punto de partirse de la madurez. La piel de una sandía, cuando se comprime, por lo general se dobla ligeramente y se agrieta. La sandía inmadura suele permanecer en silencio. Al tocar, se debe escuchar un sonido de timbre, como si la fruta quisiera dividirse.
  • ¿Niño o niña? Como regla general, todos prefieren comprar "sandía" y con razón. En las "chicas" hay semillas mucho más pequeñas, y las frutas son más jugosas y dulces. En las sandías masculinas, el lado opuesto a la cola es convexo, y el lado femenino de la fruta es plano y tiene un círculo amplio.

Último consejo: no se deje engañar por los dulces discursos de los vendedores, crea sus ojos y sensaciones. No lo dudes y no seas perezoso para poner en práctica tus conocimientos. Todas las recomendaciones anteriores deben aplicarse juntas, no por separado.

Elegir una sandía sin nitratos

Para obtener ganancias, vendedores sin escrúpulos sobrealimentan a las sandías con fertilizantes nitrogenados, que entran en la fruta y luego en el cuerpo humano. Desafortunadamente, nadie sabe cómo elegir una sandía sin nitratos, garantizada. Determinar visualmente el "pasado químico" de la sandía también es imposible. La única garantía es cultivar la fruta usted mismo o conocer personalmente al vendedor.

Por supuesto, puede caminar por el mercado con un nitratómero, pero es poco probable que todos tengan ese dispositivo. Por lo tanto, antes de tratar a los niños y otros miembros de la familia con una sandía comprada, debe mirar cuidadosamente la fruta en rodajas. Las siguientes señales deben alertar:

  • Si hay una gran cantidad de vetas amarillentas gruesas en la pulpa de la fruta, entonces la cantidad de nitratos en dicha fruta se excede en gran medida. Las fibras normales deben ser blancas.
  • Si la pulpa de la sandía es roja y las semillas son blancas, la sandía se sobrealimenta con nitratos.
  • Otro signo de la presencia de nitratos es una superficie de corte lisa y brillante. Normalmente, el corte debe brillar con granos.
  • Puede tomar un pequeño trozo de la pulpa de la fruta y mezclarlo en un vaso con agua; si el agua está turbia, la sandía es segura y si el agua está pintada en un color rosa brillante, la fruta está sobrenutada con nitratos.

Los nitratos en la sandía están distribuidos de manera desigual: la mayor concentración cae en el área más cercana a la corteza. Por lo tanto, si tiene alguna duda, no muerda la sandía en la piel, y generalmente es mejor que los niños den solo la mediana, es más dulce y más seguro.

Eso es en realidad todas las reglas simples para elegir una sandía. Antes de usar, no olvide lavar bien la sandía con agua corriente, y puede guardar la fruta cortada en el refrigerador hasta por tres días. ¡Buen provecho!

Comentarios (0)
Buscar