Soplos con frambuesas

Soplos con frambuesas

Hojitas de frambuesa increíblemente fragantes: esta es la pasta perfecta para el desayuno, el té de la tarde o el postre. Se prepara de la forma más sencilla posible, e incluso un aspirante a cocinero se las arreglará con esa masa, porque es flexible y no caprichoso. Para las delicias, intente elegir densas bayas de frambuesa, en las que haya menos jugo, para que no se propague durante la cocción en toda la sartén. Los soplos se preparan con la adición de azúcar en polvo, pero si te gustan los postres más dulces, agrega azúcar al relleno. También puede agregar canela molida: le dará a la cocción un sabor más brillante y colorido.

Usted necesitará:

  • 200 g de frambuesas maduras;
  • 200 g de hojaldre;
  • 1, 5 cdas. l azúcar en polvo.
Soplos con frambuesas

Cocinar

1. Inundamos la superficie de trabajo con harina y extendemos hojaldre sobre una capa rectangular. Puede usar cualquier tipo de prueba: levadura, sin levadura. Cortar la capa de rectángulos. Puede crear bocadillos de cualquier forma que pueda y cuál le gusten: cestas, cajas, rollos, etc.

Soplos con frambuesas

2. En cada rectángulo colocaremos las frambuesas lavadas y secas con servilletas de papel.

Soplos con frambuesas

3. Mete suavemente los bordes y cúbralos, formando una pequeña caja o una canasta con un relleno en el interior. Aquellos que aman los pasteles dulces, pueden espolvorear azúcar en medio de los espacios en blanco.

Soplos con frambuesas

4. Coloque los espacios en blanco en una bandeja para hornear cubierta con una esterilla de silicona o papel para hornear. Coloque la bandeja para hornear en el horno a 200 grados y hornee durante aproximadamente 15-17 minutos hasta que se doren. Tan pronto como sientas el brillante olor de las pastas frescas y veas que las bocanadas han adquirido una corteza dorada, ¡el postre está listo! Retíralo del horno y déjalo enfriar.

Soplos con frambuesas

5. Después de enfriarnos, frotaremos las bocanadas con azúcar en polvo y las tamizaremos a través de un colador.

Soplos con frambuesas

6. Inmediatamente sirva la mesa mientras los pasteles frescos estén crujientes y jugosos. Después de varias horas a temperatura ambiente, la masa de hojaldre al horno se vuelve suave, no crujiente. No te olvides de las bebidas calientes: té, café, capuchino.

Soplos con frambuesas
Comentarios (0)
Articulos populares
Buscar